Abrir Cajas Fuertes

Generalmente se nos hace habitual olvidarnos de nuestras puertas de garaje, y es por ello que el hecho de no acordarnos de esta no puede ocasionar un gran problema al momento de usarla. Para evitar este problema a continuación se darán una serie de pasos realmente sencillos que permitirán aumentar en gran manera la vida de nuestro automatismo, evitándonos ciertos quebraderos de cabeza. 

Inspeccionar las entradas de agua y humedad

Son muchos los casos en los que, al no tener control de la entrada de agua y la humedad, permiten estropear la placa de control del automatismo en tu puerta de garaje. En este caso hay que estar atentos y asegurarnos de que no entre agua por ninguna de las aberturas del cuadro de control, ni por los tornillos ni tampoco por los conductores eléctricos. En este caso, se recomienda seguridad las aberturas o entradas de cables y demás elementos, con silicona.
Inspeccionar la entrada de insectos.

Al igual que el paso anterior este resulta importante, en este sentido, tanto insecto como otros animales pequeños ya sean ratones, lagartos, etc. Al entrar al cuarto de control pueden generar un cortocircuito o demás problemas dañinos al mismo. Esta situación suele presentarse sobre todo en aquellos motores que se encuentran colocados en el suelo y en la cual la entrada de los conductores eléctricos se ha dejado totalmente libre. Para evitar lo anterior basta con sellar dicha entrada ya sea con goma, pegamento o silicona.

Inspeccionar el cuadro de control

Cada cierto tiempo o semanalmente deberás vigilar el cuadro de control, flexionando que no exista sobrecalentamiento y fijándote muy bien en los elementos de control observando principalmente se están chamuscados o recalentados (basta con observar su color, así como estar atentos al olor que emanan). Por supuesto lo anterior debe hacerse con el sistema desconectado de la alimentación eléctrica, para evitar cualquier riesgo eléctrico.
Limpiar las zonas relevantes del portón eléctrico.

Se recomienda evaluar cada cierto tiempo el nivel de polvo que puede existir en los alrededores del portón eléctrico. En este sentido, se debe limpiar con una brocha o un trapo seco o medio húmedo las áreas mecánicas y no engrasadas del automatismo, todo esto con la simple intención de evitar la obstrucción de alguno de los elementos móviles del portón eléctrico debido a partículas inherentes.

Se debe hacer notar que, en puertas abatibles, de acuerdo a las bisagras que presente o donde estén montados se pueda acumular ciertas partículas en la parte baja, provocando que estas no abran correctamente. De allí que la limpieza resulta sumamente importante.
Otro tipo de puertas como por ejemplo las basculantes o en aquellas que tengan guías laterales muchas veces se le ha colocado un exceso de grasa muy consistente con lo cual con ayuda del polvo hace que se coloque más dura ocasionando un gran atasco en la movilidad del portón.

Aplicar lubricante adecuadamente

Se recomienda aplicar grasa como mínimo cada dos meses, en especial grasa líquida o en spray. Es común que muchas personas piensen que la grasa es consistente resulta mejor sin embargo no es así, ya que en ocasiones como se vio en el apartado anterior esta se coloca dura ocasionando atascos. Cabe destacar que cualquier tipo de grasa se puede encontrar en cualquier local ferretero industrial.

Cabe destacar que los puntos que se va engrasar son aquellos que le permiten dar la movilidad al portón eléctrico, en este sentido hablamos de bisagras, el piñón, las ruedas, los rodillos superiores, los rodillos inferiores, y cualquier otra parte móvil.

El uso extendido de los modelos de inclinación vertical y horizontal de estos portones se ha acrecentado debido a su gran comodidad y ventajas que tienen frente a los convencionales.
Contrario a la visión de que son un elemento de lujo o vanidad, son sistemas de seguridad, que evitan visitantes indeseables en el hogar, y de comodidad ya que estos pueden ser abiertos y cerrados sencillamente presionando un botón, sin necesidad de bajarse del auto. Si se combina con cerraduras de buena calidad el resultado es un componente de resguardo efectivo.

La instalación en muchas ocasiones puede ser ejecutada por un profesional. Los elementos suelen venir en un kit con diversos accesorios. Existen diversas empresas y variedad de precios así que usted puede elegir el que mejor le convenga.

Una vez instalados en el hogar, se puede llegar a pensar que estará allí funcionando por tiempo indefinido sin fallar.

Sin embargo, no suele ser así. El mantenimiento preventivo, en aspectos puntuales del portón, es necesario. Así nos evitaremos molestias causadas por fallas que puedan acontecer en un futuro:

Engrase: es de vital importancia lubricar y engrasar las piezas móviles que componen las articulaciones movibles del portón. Es recomendable usar los lubricantes y grasas de espesor recomendados por el fabricante. El más ampliamente extendido es el aceite multiusos WD-40.
Acoplamiento: el movimiento constante de las piezas puede producir leves desajustes en ellas, y debido a que son múltiples las partes que comparten esta característica, es requerido que, de manera regular, se inspeccionen cuidadosamente a fin de hallar tornillos aislados o alguna otra imperfección que comprometa el funcionamiento para proceder con la reparación a tiempo.

Motores: son la parte más importante del sistema de un portón automático ya que aportan el movimiento. Algunos utilizan dos motores y otros solamente uno, depende del modelo. El sobrecalentamiento y ruidos molestos provenientes de un motor pueden ser indicador de que algo falla en su portón. Asimismo, otro signo común es una alta temperatura presente en los cables.

Estos son algunos consejos de mantenimiento que debe seguir para conservar su portón en buen estado. Recuerde que si se presentan desperfectos que estén fuera de su comprensión, debe llamar a un profesional.

Cerrajeros baratos

¿Cómo cuidar tu puerta automática?

Si tenemos una puerta automática podemos llegar a pensar que somos netamente dependientes de un cerrajero de un experto en el tema, sin embargo, cuidarla y mantenerla en buen estado por nosotros mismos si es posible.

Si la caja de control se daña, la puerta automática dejara de funcionar. Es por esto que es importante tener cuidado de la ubicación de dicha caja.
Debes asegurarte de que a la caja no entre agua y que no se encuentre expuesta la humedad, para esto sella todos los agujeros de los tornillos, las rendijas de la tapa, etc., con silicona o cualquier producto similar que evite la entrada de líquido.

Así como puede entrar el agua a la caja de control, pueden entrar también los insectos y demás animales pequeños. Estos animales pueden roer o dañar el motor de la puerta automática o el transformador de corriente.

Para evitarlo sella todos los orificios grandes, en especial el orificio por el que entran los cables. Si es necesario, coloca un poco de veneno para roedores o insectos, tanto dentro de la caja de control como fuera, para evitar que se acerquen a esta.

Un mantenimiento, aunque parezca simple, esencial para la puerta automática es chequear la caja de control mientras la puerta se encuentra en funcionamiento. Al hacerlo fíjate si hay algún relé o cable ahumado, quemado o que aparente estar suelto.

En caso de que exista algún desperfecto en los elementos electrónicos o eléctricos de la puerta, repáralos, así la puerta automática continúe funcionando con normalidad. Un desperfecto en la electrónica o la electricidad de la puerta podría conllevar a daños grandes, incluso el reemplazo del sistema completo, si no es atacado a tiempo.

Como reparar la cadena de la puerta de garaje

Mucho más allá de lo que las cerraduras y cerrojos representa a la hora de poder cuidar la seguridad de tu casa en una puerta, debemos tener muy en cuenta que existen otros cuantos aspectos que permiten que la puerta se cierre, en este caso específico en la puerta del garaje, para que sea perfecto.

Entre todos estos aspectos se encuentran las llamadas cadenas de las puertas de garaje. Aquí durante estas líneas te vamos a dar todas las características pertinentes respecto a los abridores de tu puerta de garaje usado mediante las cadenas.

Este tipo específico de cadenas son muy similares en cuanto a apariencia se refiere a una cadena ordinaria de bicicleta, y ambas sirven directamente para poder subir y bajar, es decir, para realizar un proceso continuo, y en el caso de la puerta para abrir y cerrar de manera correcta siempre con la ayuda de un motor eléctrico.

Una cadena que se encuentre muy floja podría empezar a dar una serie de palmadas en la barandilla o guía mientras la puerta se empieza a abrir o cerrar, creando así un ruido que para nada es normal.

Una cadena que se encuentre suelta podría en gran proporción causar un daño en la rueda con dientes que gira, en la parte superior del motor dependiente, haciendo así que tu mecanismo de abrir la puerta termine siendo inútil. Debes mantener la cadena bien ajustada para así evitar los daños a tu puerta.

Debes, primeramente., pulsar el botón de tu puerta del respectivo garaje para poder abrir la puerta. Debes además localizar el conjunto que debe ubicarse a lo largo del lateral de la puerta del garaje.

Ese conjunto de carro es el pedazo de hierro que debe deslizarse a lo largo de la guía, y posee el cable que libera en emergencia y va adjunto al asa.

Una vez que lo hayas localizado, debes colocar una escalera manual debajo de ese carro. Debes mirar por encima del carro para así poder ubicar el eje roscado. Este eje se conecta siempre a la cadena que transmite y que va justo con el carro.

Encontraras una rosca en la tuerca de la parte interior, en el eje del respectivo carro, y que es más cercano a tu cadena.

Paso seguido, debes encontrar el centro del carril, que se ubica entre el abridor y la puerta del garaje, para así supervisar este ajuste en la cadena.

Una vez que se encuentre ajustado correctamente la cadena, debes proceder a descansar más o menos un cuarto de pulgada justo por encima de la parte de debajo de la guía específicamente en el punto central.

En el caso en que necesite un arreglo que se considere mayor, debes obligatoriamente cerrar la puerta de tu garaje con el abridor manual o también con ayuda del control de pared.
Por su parte, desconecta el motor del techo y gira hacia la parte de debajo de la cuerda que libera y que es de emergencia, para así poder abrir la puerta de tu garaje desde la apertura en el carro de motor. Y de esta forma debe quedar reparada la cadena respectiva.

 

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
LLAMA AHORA