Como Abrir una puerta con el método de ganzúa

aperturas puertas barcelona

Imagina que has cerrado la puerta de casa sin acordarte de que te has dejado las llaves dentro, o que has perdido las llaves o las has olvidado en algún sitio. Puedes llamar a Cerrajeros Barcelona o intentar abrir tú mismo la puerta. Cerrajería cajas fuertes

La mayoría de las cerraduras de domicilios son cerraduras de pasador simples que se pueden abrir con relativa facilidad con una ganzúa y una llave, elementos que se pueden improvisar con objetos comunes de la casa. El proceso para abrir una cerradura no es complicado, pero sí hace falta algo de habilidad y mucha paciencia. Instalamos cerraduras  de Alta Seguridad

Lo primero que hay que saber para abrir una cerradura es conocer cómo funcionan estos elementos. El pasador de la cerradura consiste en un cilindro que gira dentro de su alojamiento. Cuando está bloqueado, el cilindro se mantiene en su lugar con varios pares de pernos. Escudos protectores de bombillos

El perno de la parte superior de cada par sobresale del cilindro y la caja, evitando así que el cilindro gire. Cuando se inserta la llave correcta, empuja los pares de pernos hacia arriba de manera que los pernos superiores ya no entran en el cilindro. Cerrojos con llave de puntos anti palanqueta

Cuando esto sucede, el cilindro se puede girar y la cerradura se abre. Los resortes proporcionan resistencia para mantener los pernos en su lugar. Cuando se introduce la llave, las ranuras y crestas en la llave empujan los pernos hasta la altura correcta, permitiendo así que el cilindro gire y la cerradura abra. Servicio de cerrajería 24 horas

Para abrir una cerradura hay que tener a mano una ganzúa y una llave de tensión. Una llave de tensión es el dispositivo que se utiliza para aplicar presión al girar el cilindro de la cerradura. Reparar cajas fuertes

  • Llave de tensión: Muchos objetos comunes se pueden utilizar como una llave de tensión, siempre que sean lo suficientemente fuertes como para aplicar presión en el cilindro y lo suficientemente delgados como para caber en el extremo del ojo de la cerradura. La llave de tensión también debe ser lo suficientemente pequeña como para permitir suficiente espacio para maniobrar la ganzúa cuando ambas están en el ojo de la cerradura. Puedes utilizar una pequeña llave Allen para poner hasta el fondo o simplemente puede utilizar un destornillador fino con punta plana. Cajas metálicas encajadas para proteger del forzamiento con palanqueta
  • Ganzúas: Puedes usar un pasador o un clip de papel. Para hacer una ganzúa toma un clip de papel, endereza el clip y luego dobla 90 grados muy cerca de uno de los extremos. Alternativamente, puedes doblar un extremo en un pequeño lazo. Pero asegúrate de que lo que has elegido como ganzúa sea fuerte, o no podrás aplicar la presión suficiente para empujar los pernos de la cerradura para arriba sin doblarse. Hacer una ganzúa de una hoja de sierra es lo mejor. Las horquillas también pueden ser una alternativa. Sólo tienes que cortar las puntas de plástico, doblarlas en un ángulo recto, coger uno de los extremos y doblarlo en un ángulo de 90 grados completo. Reparación cerraduras

Como abrir la puerta

  • Coloca la llave de tensión en la parte inferior del ojo de la cerradura. Cambiar bombín
  • Determina de qué manera el cilindro debe girar para desbloquear la cerradura, es decir, en qué sentido se gira la llave para abrir la cerradura. Si no lo sabes, utiliza la llave de tensión y gírala hacia la derecha y luego hacia la izquierda. El cilindro sólo gira un poco antes de que se detenga, si giras el cilindro de manera equivocada, cuando se detiene se nota muy firme y rígido. En cambio, si se gira de la manera correcta, dará un poco más de giro. Aun así algunas cerraduras, especialmente entre los candados, se abren sin importar en qué dirección se gira el cilindro. Apertura de puertas sin roturas
  • Inserta la ganzúa en la parte superior del ojo de la cerradura y siente los pernos. Con la ganzúa en la cerradura, debes ser capaz de presionar y sentir los pernos individuales con la punta de la ganzúa. Debes ser capaz de empujar hacia arriba y sentir el descenso del resorte al soltar la presión. Trata de empujar cada uno hacia arriba. Si son muy fáciles de empujar, gira más la llave de tensión para aumentar el par. Si no sube completamente, alivia el torque hasta que puedas empujar. Apertura y reparación de persianas metálicas
  • Si hay algún perno que se resista, empújalo hasta que se fije. Presiona este perno lo suficiente para superar la presión del resorte al bajar. Debes escuchar un leve chasquido cuando el perno superior cae hacia abajo en la parte superior del cilindro. También debes ser capaz de empujar el perno inferior un poco sin resistencia por parte del resorte. Servicios a particulares, empresas y comunidades
  • Continúa aplicando torsión y repite los pasos para cada uno de los pernos restantes. Es importante que mantengas torsión en el cilindro para evitar que los pernos de ajuste se caigan. Cierres provisionales de urgencia
  • Utiliza la llave de tensión para girar el cilindro y desbloquear la cerradura. Una vez que todos los pernos han cedido, debes ser capaz de girar el cilindro.
  • Hay que tener en cuenta que esto solo lo realizaremos en nuestra casa pues existen muchos robos por esta técnica.

cerrajero domicilio barcelona

Debes tener en cuenta:

  • Si se trata de una cerradura simple, como un cajón de escritorio, puede que ni siquiera tengas que forzarlo. Inserta una pieza plana de metal hasta la parte posterior de la cerradura, gira hacia la derecha mientras la mueves hacia arriba y hacia abajo. Si tienes suerte podrás abrir la cerradura al primer intento.
  • Debes tener en cuenta que algunas cerraduras están al revés, es decir, los pernos están situados en la parte inferior del cilindro en lugar de la parte superior. El procedimiento para forzar esta cerradura es el mismo, excepto que empujarás los pernos hacia abajo.
  • Hay una técnica similar a la que hemos explicado, llamada “barrido”. Para barrer los pernos, inserta la ganzúa hasta la parte posterior del ojo de la cerradura sin aplicar torsión al cilindro. A continuación, saca rápidamente la ganzúa, barriendo hacia arriba contra los pernos mientras aplicas simultáneamente torsión ligera con la llave de tensión.
  • En cualquier caso y en cualquier procedimiento tienes que ser paciente y prestar atención a los clics débiles que puedas escuchar y a la resistencia que se nota. Además es importante que apliques la presión suficiente a los pernos para superar la fricción y las fuerzas del resorte.
  • Las cerraduras diferentes a las sencillas de pasador-y-tambor, tales como las cerraduras tubulares, o de corredera también se pueden forzar, pero requieren procedimientos ligeramente diferentes.
  • Cuando se hace correctamente, forzar la cerradura no daña la cerradura, aunque si aplicas demasiada fuerza de torsión al cilindro o en los pernos, siempre existe el riesgo de dañar el mecanismo. Si un perno no se mueve cuando intentas empujarlo hacia arriba, es probable que estés aplicando demasiada torsión y el cilindro está mal alineado con el agujero en la carcasa.

Estos tipos de métodos los suelen utilizar los ladrones para acceder a las viviendas.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
LLAMA AHORA